Títeres con morriña

Novas: 

Niños y grandes de la montaña podrán disfrutar hoy y mañana de un innovador espectáculo de títeres premiado por medio mundo. Su artífice es Héctor López, argentino que estos días se reencontrará con Doncos, el pueblo de su madre emigrada.
‘La revolución en la cocina’ se representa en Becerreá y Cervantes. El espectáculo ha recibido numerosos premios en Argentina y Brasil.

Fuente El Progreso (03/12/2006)
Tras casi 30 años dedicado al teatro, Héctor recuerda con cariño la época en que su madre le hizo la “guerra”. Cuando no le pasaba las llamadas telefónicas, por ejemplo, intentando frustar aquella manía del niño de con vertirse en titiretero. Años después, sería Matilde la que se encargaría de recolectar cuanta noticia protagonizaba su hijo en la prensa bonaerense.
Estas pinceladas de vida porteña cobran significado al otro lado del charco si se tiene en cuenta el origen de Matilde Girondo, quien dejó su pueblo, Doncos, en As Nogais, para no regresar. “Siempre tuvo miedo a no poder soportar el reencuentro”, explica su hijo Héctor, protagonista hoy y mañana de la agenda cultural de la montaña.
Matilde emigró a Buenos Aires en el año 1950. Allí contrajo matrimonio con otro gallego y vinieron al mundo Héctor, el actor, e Ignacio, dedicado al periodismo. Ese no se qué que tienen los argentinos de aventurarse por el mundo ha hecho posible que Matilde conozca, a través de Héctor, cuán poco se parece aquella tierra desconsoladamente pobre que tuvo que abandonar a lo que es As Nogais hoy en día.
No es ésta la primera vez que Héctor se acerca por Galicia. De hecho, el pasado mes de septiembre, y animado por unos amigos, actuó de forma improvisada para los niños de la “escuelita” de Doncos. “Ahora volvemos con un espectáculo más preparado”, comentó La compañía argentino-brasileña Teatro de la Plaza, en la que Héctor es autor, actor y director, pondrá en escena hoy en Becerreá la obra La revolución en la cocina, que ha recibido numerosos premios en sudamérica por lo novedoso de la puesta en escena: los títeres se manejan por control remoto.
El pase de hoy está previsto para las siete de la tarde, en la casa de la cultura del municipio. Asimismo, el grupo actuará mañana, lunes, al mediodía, para los escolares de Cervantes.
La obra cuenta la historia de un chef que tiene que, tras dormir una siesta, enfrentarse al hecho de que todos los elementos de su cocina (desde la escoba hasta las verduras que se cuecen en la olla), hayan cobrado vida y voluntad propias.
[ RAÍCES ]
“Lo que más me gustó de Galicia fue identificarme culturalmente”
Este actor argentino, que actualmente reside en Sao Paulo —“por un proyecto profesional y también personal”—, asegura que no olvida la primera vez que visitó el pueblo de su madre: “Creo que lo que más me gustó es esa identificación cultural que se produce. Yo fui por muchos lugares del mundo, pero siempre son como ajenos. En cambio, con Galicia, me pasó que cuando llegué aquí las comidas eran las comidas de mi infancia, por ejemplo”. Dice también Héctor que se enamoró “perdidamente” de esta tierra, “precisamente porque eso de las raíces existe”. En esta nueva visita a la provincia lucense aprovechará para visitar a sus tíos Manuel y Carolina, de Doncos, y que “no me perdonarían que no me pasase”, bromea.
Teatro de la Plaza llega a Lugo procedente de Tolosa, en el País Vasco, donde esta semana participó en un importante festival de títeres.
Héctor transmitía la alegría del grupo, al que ya le han surgido nuevos contratos en España para el año próximo, por lo que no sería extraño que volviese a recalar por Os Ancares.
Matilde, que ya ha cumplido los 83 años, no regresó a su tierra — “y eso que tuvo oportunidades”, puntualiza Héctor—, pero, sin duda, cuenta con un embajador de lujo. No en vano, ella misma asegura que es su fan número uno.