Aplazado el juicio a veinte vecinos de Becerreá por la casa de Lamas

Novas: 

Fuente: La Voz de Galicia (29/08/2013)
La jueza no aceptó el recurso contra el auto, pero pospone la vista a la espera de que la Audiencia resuelva la apelación
Los veinte vecinos de Becerreá imputados por oponerse al derribo de la casa de Lamas no tendrán que ir a juicio el 5 de septiembre tal y como estaba previsto. La jueza ha pospuesto la vista a la espera de que la Audiencia Provincial resuelva la apelación que presentaron los denunciados. Puede que el juicio acabe suspendiéndose o simplemente aplazándose.

Los veinte afectados, entre los que están el propio alcalde, el socialista Manuel Martínez, y el ex portavoz del PP, Antonio González, fueron citados a declarar en calidad de imputados y están acusados de una falta de coacciones. La denuncia partió de la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (Aplu) de la Xunta.

Los denunciados presentaron un recurso de reforma contra el auto, basado en que la Aplu inició la actuación para derribar la casa de Lamas fuera de plazo. Según cuentan los afectados, la Aplu tenía un mes para empezar el proceso desde principios de diciembre, pero no comenzaron hasta mediados del pasado mes de enero.

Sin embargo, la jueza de Becerreá no estimó este recurso, así que los denunciados apelaron a la Audiencia Provincial, y en ese proceso están. Como la Audiencia no resolverá en uno u otro sentido antes del día 5, la magistrada de Becerreá decidió posponer la fecha del juicio. Además, hay que esperar también el justificante de que la mujer imputada de Alhaurín de la Torre, en Málaga, recibió la citación.

Oleada de solidaridad

El conflicto comenzó a principios de año, cuando unas 150 personas se presentaron ante la casa de José Luis Díaz para evitar el derribo de su vivienda por parte de la Aplu. La orden de demolición llegaba porque la casa carece de licencia. La oleada de solidaridad se prolongó durante un mes, período en el que los vecinos hicieron guardias para evitar el derribo. La situación de la vivienda, sin embargo, está casi regularizada ahora, después de que fuese aprobada la delimitación de núcleo.