El Becerreá remontó en una final vibrante ante el Ribadeo

Novas: 

Fuente: Liderlugo

Los de Nico se fueron al descanso con cero a dos en el marcador pero una gran puesta en escena en la reanudación le dio el título a los de Antón
Ribadeo y Becerreá pusieron el punto y final a la temporada en la Liga Autonómica infantil con la final de la Copa Élide. Un partido que supuso el broche perfecto a una campaña muy larga ya que ambos conjuntos ofrecieron un choque entretenido, con emoción, goles y una exquisita deportividad.
No hubo tiempo para la relajación en Outeiro de Rei desde el pitido inicial.
El Becerreá llevo el peso del partido en los primeros minutos. Sin embargo, ese dominio no se tradujo en goles, por lo que el Ribadeo esperó su oportunidad para inaugurar el marcador en un contragolpe y del mismo modo los de Nico pusieron tierra de por medio con el dos a cero antes del descanso.
Tras el paso por los vestuarios, parecía que las altas temperaturas y el resultado de la primera parte provocarían un ritmo de juego más lento, pero todo lo contrarío.
El golazo de Álvaro en los primeros minutos levantó el ánimo a los de Méndez y trasladó las dudas a los mariñanos, por lo que el Becerreá

disfrutó de sus mejores minutos en los que le dieron la vuelta al marcador con los goles de David, Pablo e Iván.
Pero ni con el momentáneo cuatro a dos la final se tomó un respiro, ya que el gol de Aitor devolvió la emoción a los minutos finales, en los que el Ribadeo pudo forzar el lanzamiento de los penaltis y el Becerreá lograr el cinco a tres que se pronosticaba.
Al final la Copa fue para el Becerreá, pero por el esfuerzo realizado, ambos conjuntos son los campeones morales de esta edición.
Felicidades a ambos equipos y a las directivas y cuerpos técnicos por toda la temporada.